Con la música a cualquier parte

músicaCon la música a cualquier parte

Los altavoces portátiles con bluetooth y los auriculares permiten llevarse la música a cualquier parte. Pero es importante adquirir aparatos de calidad para garantizar un sonido que sea agradable y fiel al original, libre de todo tipo de estridencias.

Música portatil de calidad

La venta de altavoces NuevaVibra ha aumentado como consecuencia de la gran calidad de estos productos, que reúnen buen precio y buen sonido. Una marca que es una elección segura para todo el que busque un pequeño altavoz sin cables que poder llevar a cualquier parte.

Estos altavoces permiten escuchar música en entornos en los que no hay posibilidad de enchufar un aparato eléctrico, dependiendo por ejemplo de un teléfono móvil en el que esté almacenada la música o desde el que pueda descargarse de Internet.

En el caso de los auriculares de la misma marca, estos facilitan actividades cotidianas como realizar deporte mientras se escucha música, pasear con la compañía del programa favorito de radio o mantener una conversación telefónica sin sacar el teléfono del cinturón en el caso de que tengan micrófono incorporado.

Altavoces comodos y de calidad

Un aparato que está tan pegado a nuestros oídos debe de ser siempre de buena calidad y hay que tener cuidado tanto en el uso como en el abuso. Usar auriculares no es de por sí malo, pero hacerlo demasiado a menudo o con el volumen muy alto puede acabar dañando los tímpanos.

Una de las secuelas más habituales cuando se abusa del volumen de los auriculares son los acufenos, esos molestos zumbidos en el oído que se escuchan de manera constante.

Los acufenos no se producen solo por el uso de auriculares, la música muy alta en general puede producirlos a medio o largo plazo y son muchos los músicos profesionales, especialmente los que se dedican al rock, que los acaban escuchando pasados los años.

El último caso es el de Brian Johnson, vocalista de AC/DC que ha visto como los acufenos y la incipiente sordera lo han obligado a retirarse de los escenarios, al menos por el momento.

Dado que este problema no tiene cura, lo mejor es prevenir, comprar unos auriculares o unos altavoces de calidad, no poner el volumen excesivamente alto y no abusar del uso de los auriculares.

Así, podremos irnos con la música a otra parte una y otra vez y seguir disfrutando del placer de escuchar nuestras canciones favoritas durante toda la vida.