La oportunidad de cambiar de coche

Muy a nuestro pesar los coches tienen una vida útil, es como una fecha de caducidad que tenemos que tener presente, una fecha en la que los componente empiezan a fallar, las piezas se rompen y se lleva más tiempo en el taller o en el desguace que en la puerta de tu casa. Estas ocasiones las superas con la ayuda de los recambios coche desguace que vas comprando a medida que se van estropeando cosas.

Este es el indicador de la catástrofe, una avería tras otra, una más grave que la otra y por supuesto más caras cada vez, esto ocurre siempre, en los coches más antiguos, muchas personas se atreven cambiar y ponen motores de segunda mano en los coches para darles una segunda oportunidad y lo consiguen, alargan la vida del cacharro algunos años más, pero esto es como poner una tirita en una hemorragia, acaba despegándose.

Los coches mueren, no podemos evitarlo, y es entonces cuando tenemos que plantearos un cambio, tenemos que ver la oportunidad de cambiar de coche y así poder seguir con la vida tal y como la llevábamos. Un coche es muy necesario, unos lo utilizan para ir al trabajo, otros lo necesitan para trabajar, algunos lo usan para poder llegar a todos sitios a tiempo y otros simplemente lo tienen.
No todo el mundo le da la misma importancia a tener coche, unos se apañan con el transporte público, otros caminan que es muy sano y los que de verdad lo necesitan se desesperan por no poder disponer de su propio coche.

Cuando un coche empieza a dar problemas llega el momento de plantearse comprar un coche, de segunda mano o nuevo, eso es indiferente y también está en proporción con el dinero que se tenga para gastar, la cuestión es que no merece la pena seguir echando dinero en arreglos que en definitiva son parches que acaban fallando una vez y otra. Cuando un coche caduca hay que dejarlo marchar, al igual que tiramos un medicamento caducado o un yogur que lleva demasiado tiempo en la nevera, con los coches pasa igual cuando pasan de los diez o doce años, ya tienen achaques debidos a la edad y es cuestión de tiempo que mueran, primero pasara por las enfermedades y acabaran terminales hasta que nos decidamos a darle una muerte digna llevándolos al desguace para que sean destruidos.