¿Sufriste pérdida dental?

Estas son las razones por las que no debes esperar más para acudir a reponerlos a una clínica dental de confianza

La pérdida dental no es un asunto que deba tomarse a la ligera. Por algo los odontólogos y médicos en general recomiendan que, cuando esto ocurre, se busque ayuda lo antes posible, no importa si la causa de la pérdida fue un traumatismo o una enfermedad localizada, ni tampoco, si se perdieron varias piezas o una sola. Y es que dejar pasar el tiempo puede traer graves consecuencias. A continuación, te contaremos más sobre los riesgos que estás afrontando al posponer la reposición de tus dientes o al establecer un plazo indefinido para consultar las opciones de tratamiento disponibles en una clínica dental.

El hueso alveolar puede dañarse irreversiblemente

El hueso alveolar, que se encuentra debajo de las encías y que se encarga de sujetar tanto dientes naturales como implantes, es uno de los tejidos que más se ve afectado cuando la pérdida de piezas se deja sin atender. Lo que ocurre es que, al dejar de ser estimulado en las zonas de pérdida durante la masticación, el hueso comienza a perder densidad y fortaleza. Lo peor es que este fenómeno, que es causa de deformación de los maxilares, ocurre a gran velocidad en los pacientes que presentan pérdida total o de múltiples piezas. Es así como, en menos de lo que se espera, la densidad alveolar total puede reducirse irreversiblemente hasta en un alarmante 50%.

Los dientes adyacentes también sufren

La pérdida de densidad del hueso afecta hasta a los dientes que se conservan, ya que estos se mueven de su posición y, lo que es mucho más grave: Pierden fortaleza y sujeción.  De esta manera es como pueden aflojarse e inclusive, soltarse por completo, empeorando así la situación general y contribuyendo a que el daño en el hueso progrese.

Tu apariencia tendrá cambios

Cuando el hueso y los dientes que se conservan han sufrido las consecuencias de no haber recibido atención a tiempo, la zona en torno a la boca se retrae, los labios se adelgazan y contraen y la piel pierde tono, por lo que se forman arrugas profundas en toda la región baja del rostro. Todo esto genera un mohín apretado muy propio del envejecimiento avanzado. Como la mordida se deforma, hay problemas de masticación que afectan la digestión y la absorción de nutrientes.

Lo que debes hacer para evitar todos estos problemas

No temas si uno o varios de tus dientes se perdieron sin que pudieras hacer algo, ya que lo importante ahora es que, lo más pronto posible, busques atención en una buena clínica dental para que curen las encías y, en breve, te ayuden a reponer las piezas que hacen falta. En Muller, una de las más prestigiosas clínicas dentales ubicadas en Valencia, te están esperando con los brazos abiertos. Recuerda que, si llevas semanas o meses de haber sufrido perdida por traumatismo y si tus encías ya no presentan lesiones abiertas, los especialistas de Muller pueden evaluarte y programar enseguida (quizá para el día siguiente) una cita para colocarte implantes de zirconio. Si ha pasado más tiempo o si perdiste piezas por enfermedad periodontal, no te preocupes, que no todo está perdido. En Muller hay alternativas que te harán sonreír.

Imagen cortesía de http://www.zonahospitalaria.com. Todos los derechos reservados.