Terapia de pareja

Cientos de parejas se encuentran en un punto de no retorno. El maravilloso comienzo de una relación de pareja, se puede ver trucado hasta el punto de llegar a no soportarse. En ocasiones cuando el vínculo no ha sido largo en el tiempo o lo suficientemente intenso, una ruptura es la situación más habitual. Sin embargo, la terapia de pareja es aconsejable para todas esas parejas con fuertes vínculos, vivencias comunes, donde ha existido mucho amor. En esos casos, romper puede ser una solución, pero tratar de recoser los hilos de la pareja, puede hacer que la tela sea aún más fuerte.

Muchas parejas han solucionado sus problemas gracias a las terapias de parejas, y han continuado viviendo juntos, en muchas ocasiones más unidos que antes. Según muchos expertos, entrar en relación con profesionales, puede ser la mejor solución para parejas que conviven en medio de la violencia y con escasa comunicación. Son parejas que están en grave peligro de desarrollar otros problemas de salud derivados de situaciones de constante tensión y ansiedad.

El momento de la decisión de buscar ayuda profesional

Se ha constatado un importante aumento en la demanda de ayuda psicológica. Esta ayuda es muy válida y recomendable para solucionar conflictos en las relaciones de pareja. Nunca hay un momento adecuado, pero si que hay signos que nos pueden ayudar a tomar la decisión.

  • Cuando la relación con tu pareja es siempre tensa y cualquier excusa sirve para discutir.
  • Cuando hay una mala relación entre las parejas y hay hijos de por medio.
  • Cuando alguno de la pareja deriva en problemas de salud por la mala relación en “casa”.
  • Cuando se pretende intentar evitar el llegar a una separación o divorcio por todas las consecuencias negativas que esto puede tener.

A pesar de esto, hay que admitir que la terapia de pareja no es una fórmula mágica, aunque si una opción excelente para conocerse mejor, conocer a tu pareja y tratar de solucionar con ayuda un problema importante.