Como se cuida la bateria de un coche

Debes tener claro que del estado de la batería dependerá en gran medida que tu coche pueda arrancar de una forma óptima. Si necesitas repuestos para tu coche, los mejores los encuentras en el despiece nissan, a los precios más ajustados del mercado, y certificados por mecánicos expertos.

Pero, a pesar de que tu coche esté en perfecto estado, debes asegurarte de cuidar bien la batería para que puedas tener la máxima durabilidad posible. Por este motivo, te invito a seguir leyendo, porque he reunido unos consejos que debes poner en práctica.

Consejos para el cuidado de la batería

Cuidar la batería de tu vehículo es realmente sencillo, siempre que tengas en consideración los siguientes puntos básicos:

No hagas recorridos cortos

Los recorridos cortos en tu vehículo pueden hacer que no se tengan ciclos de carga completos en tu batería. Esto debido a que el alternador requiere de un recorrido mínimo de 10 kilómetros para lograr recargar por completo la batería.

Si los recorridos son demasiado cortos, esto causará que se produzcan ciclos de carga incompletos en la batería. Llevando a que, esta vaya perdiendo rápidamente la capacidad de encender el coche, y por este motivo se debe cambiar de una forma prematura para mantener el rendimiento de la misma.

Mantén en buen estado el cableado

El cableado del motor juega un papel muy importante, no solo para la conductividad eléctrica sino para el estado de la batería. Asegúrate de que el cableado del motor no tenga ningún tipo de peladuras que puedan entrar en contacto con las piezas metálicas del motor.

Si esto llega a suceder, se producirán pequeños cortocircuitos que llevarán a que se produzca un gran desgaste en la batería del vehículo. Por este motivo, debes estar revisando y cambiando los cables siempre que sea necesario al igual que las bujías del coche.

Evita las temperaturas extremas

Las temperaturas extremas en ambos sentidos pueden afectar negativamente a la batería de tu coche y disminuir su vida útil. La batería está hecha para funcionar en un rango de temperaturas entre los 5°C y los 35°C de una forma óptima.

Si la temperatura pasa por debajo de este límite, comienza a perder capacidad de carga, lo que llevará a que sea más difícil encender el coche. Por otra parte, si la temperatura es muy alta, se producirán daños en la estructura interna que llevarán a un desgaste prematuro de la batería.