¿Qué son los rollos adhesivos para limpiadores de banda?

Los rollo adhesivos para limpiadores de banda se utilizan en equipos de flexografía de diferentes marcas, como Kelva, Teknek, Meech, etc. Su función es muy importante ya que se ocupan de eliminar todas las partículas que puedan haberse depositado sobre los sustratos sobre los que se va a imprimir antes de comenzar con el proceso.

Al pasar sobre la superficie a limpiar, el adhesivo de este rollo recoge cualquier partícula que pudiera perjudicar el trabajo. Esto ayuda a que la impresión sea lo más perfecta posible y la calidad final del producto la máxima. Al estar produciéndose una limpieza de manera constante evitamos problemas que podrían llevar a que un pedido no superara los estándares de calidad contratados y fuera devuelto, con la pérdida económica que supone.

Características de los rollos adhesivos

Los rollos adhesivos para limpiadores de banda están fabricados en un material llamado PSHI, que le aporta la suficiente rigidez como para poder eliminar hasta la última mota de polvo que pueda haber sobre el material a imprimir. Y lo hace además con rapidez, algo fundamental para que no interfiera en el trabajo.

El material de estos rollos soporta muy bien la humedad y aporta una gran estabilidad. Además, permite que no se estropee durante el almacenamiento. Por su composición no se queda pegado, lo que permite que se desenrolle rápido y que resulte fácil de controlar.

Dónde conseguir rollos adhesivos para limpiadores de banda

Los rollos adhesivos para limpiadores de banda tienen que elaborarse a la medida de cada máquina. Los distribuidores de material para flexografía se encargan de la fabricación de estos rollos según las necesidades de cada cliente. Por este motivo, es importante contar con un distribuidor capaz de proporcionarnos estos materiales de manera rápida y eficaz sin que haya tiempos de espera que puedan repercutir en el trabajo que se tiene que realizar.

Cuando el distribuidor ya conoce el tipo de rollo que las máquinas necesitan todo es más fácil, porque puede tener preparado el material con la anticipación necesaria para que siempre se cuente con repuestos en la empresa. Y, además, lo hará con las características y la calidad que se quiere para que los trabajos que se entregan a los clientes tenga la calidad esperada.

Un buen distribuidor ofrecerá además el asesoramiento que podamos necesitar en estas compras para garantizar los mejores resultados según la máquina con la que se trabaje.