Quien compra mi coche

Si su vehículo es último modelo y se encuentra en perfecto estado, seguramente le lloverán los compradores, sobre todo si el precio de la oferta es atractivo. Son muchas las personas que no pueden adquirir automóviles nuevos de agencias, así que optan por uno de segunda mano, que sirva para sus propósitos.

El problema es latente cuando su coche está viejo, siniestrado, con el motor inservible u otras partes fundamentales del mismo, lo que dificulta o hace muy cara la reparación. El panorama no es nada interesante para quien quiera un vehículo funcional, que sea una ayuda en lugar de un quebradero de cabeza.

No será un anuncio que llame la atención y si se disfraza la realidad, cuando vean el vehículo o pidan probarlo, el negocio se caerá. Además, pedirán la revisión técnica, la que sin duda revelará el mal estado en el que se encuentra. Ante lo evidente, es mejor buscar alternativas sin atajos, pero beneficiosas.

Así como lo leyó, “beneficiosas”. La decisión que debe tomar es: “vendo coche para desguace”. Este tipo de establecimiento compra vehículos de todo tipo, sin importar la condición en la que se encuentre, incluso si usted cree que no le sirve absolutamente nada.

¿Por qué un desguace compra coches malos?

Los desguaces o Centros Autorizados para el Tratamiento de Vehículos (como formalmente se les llama), corresponden a un sector de la economía que se encarga del despiece de coches bajo medidas estrictas de descontaminación y recuperación de piezas.

Lo anterior quiere decir, que ellos compran vehículos para sacar todas las piezas que puedan ser reutilizadas, por lo tanto, están dispuestos a pagar un precio justo por cada automóvil que les ofrezcan. Las tasaciones suelen ser buenas, incluso algunos dueños dicen que sus expectativas son superadas. Creían que tenían una máquina sin valor y con solo salir de ella, ya era ganancia.

Lo crucial es saber dónde vender, es posible que algunos desguaces ofrezcan más que otros. Lo ideal es negociar con establecimientos especializados en la compra de coches. De ser así, no solo pagan por adquirir el mismo, sino que suelen encargarse de los trámites asociados a darle de baja. Que otro se encargue de ese asunto, también es un gran alivio.

Si su coche está tan malo que no anda, pregunte si ofrecen servicio de grúa. Es probable que el desguace se encargue de su recogida y que eso no afecte el pago que le harán.